Ingredientes para 4 personas

1 Kg de conejo troceado
1 puerro
1 cebolla
2 nabos
2 chirivías
4 dientes de ajo
Laurel, salvia y tomillo
Aceite de oliva virgen extra
125 ml de vinagre blanco
Sal
Las carnes magras como la del conejo son de fácil digestión

Elaboración

1.Pelamos y cortamos el puerro, los nabos, las chirivías y la cebolla. Hacemos un corte a los dientes de ajo, pero no sacamos la piel.
2.Calentamos aceite en una cazuela y doramos el conejo por ambos lados. Añadimos un poco de sal.
3.Cuando ya tenga color, vertemos las verduras y las hierbas aromáticas.
4.Echamos en la cazuela medio vaso de vinagre blanco y cuando empiece a hervir, lentamente, añadimos medio vaso más de agua. Tapamos y dejamos que cueza a fuego lento durante 40 minutos. Durante la cocción se puede ir añadiendo agua por si todavía está dura la carne. Sabremos que está a punto cuando veamos que el conejo y las verduras están muy tiernas y se deshacen con facilidad
5.Una vez cocido el conejo, dejamos que se enfríe un poco para no quemarnos y así podremos separar la carne de los huesos. La chafamos con un tenedor hasta que quede picado y lo servimos en una cazoleta. Se puede acompañar de una ensalada y unas tostaditas de pan integral.

El consejo del cocinero

«Si se utiliza una olla exprés la cocción será de 20 minutos»

RECOMENDACIONES DE DIETISTAS-NUTRICIONISTAS