Ingredientes para 4 personas

4 muslos de pollo
2 cebollas
2 tomates madures
½ piña
Aceite de oliva virgen
1 rama de tomillo
Perejil
Sal
La piña, un alimento ácido ideal en caso de alteración del gusto

Elaboración

1.Partimos los muslos a trozos. Los salamos y los doramos en una sartén con un chorro de aceite. Lo reservamos.
2.Pelamos la piña y trituramos la mitad. Lo colamos.
3.Cortamos en trozos grandes la otra mitad y la doramos en la sartén donde hemos frito el pollo. Lo reservamos.
4.Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Rallamos el tomate.
5.En la misma sartén, doramos la cebolla a fuego lento. Una vez cocida, añadimos el tomate y lo dejamos sofreír despacio. Añadimos una pizca de sal.
6.Añadir la canela y el tomillo. Lo mezclamos.
7.Añadimos el pollo, los trozos de piña y lo remojamos con el jugo de la piña.
8.Dejamos que hierva lentamente durante unos 10 minutos. Ponemos un poco de agua para que ayude a cocer el pollo y el resultado sea un guiso jugoso.
9.Rectificar de sal y servir con el perejil picado por encima.

El consejo del cocinero

«El guiso debe quedar jugoso para que ayude a salivar. Si no se tiene tiempo de hacer el sofrito, puede hacerse sin tomate, sólo con la cebolla, el jugo de la piña y el agua»

RECOMENDACIONES DE DIETISTAS-NUTRICIONISTAS